close
Share with your friends

Las empresas deben monitorear los efectos actuales y potenciales que el brote de coronavirus puede tener en las divulgaciones y considerar firmemente los cinco puntos siguientes para ayudar a garantizar que sus procesos de informe y auditoría financiera sean lo más robustos posible.

Divulgaciones periódicas

Las empresas deben tener en cuenta sus obligaciones de divulgación referentes a los riesgos comerciales relacionados con los impactos de la COVID-19 en el contexto de sus requisitos regulatorios locales. Las divulgaciones deben ser específicas a las circunstancias individuales, evitando lenguaje amplio o genérico.

Informes contables y financieros, incluidos eventos posteriores

Las empresas deben tener en cuenta si las incertidumbres económicas y la volatilidad del mercado afectan o afectarán las conclusiones contables. Además de eso, deben evaluar si los eventos que ocurren tras el período del informe, pero antes de la emisión de los estados contables para ese período, exigen divulgación o posiblemente reconocimiento.

Capacidad de obtener información

La capacidad de una empresa de obtener y proveer estados o información financiera puede verse afectada. Empresas con operaciones significativas en los países afectados pueden sufrir retrasos al recibir datos financieros para los estados contables consolidados como resultado.

Control interno sobre informes financieros (ICFR)

Las empresas con operaciones mundiales significativas deben tener en cuenta si hay algún efecto en el control interno de los informes financieros debido a los impactos locales de la COVID-19. Por ejemplo, se pueden implementar o revisar nuevos controles a medida que las empresas empiezan a modificar el acceso a la TI para permitir la fuerza de trabajo remota. La divulgación de modificaciones materiales debería divulgarse en el ICFR.

Informes, archivos y comunicaciones retrasados, incluidas AGM

Si las empresas anticipan retrasos en los informes o registros debido a brotes o restricciones de viajes, deben contactar con los órganos reguladores locales relevantes para discutir los detalles. El no cumplimiento de las reglamentaciones y los informes oportunos pueden tener consecuencias, a menos que se establezcan acuerdos específicos con los reguladores.

Además de eso, dependiendo de la región, las empresas pueden solicitar una extensión para postergar su AGM programada y mantener a los inversionistas informados sobre cualesquiera modificaciones

Contáctenos