close
Share with your friends

Las empresas con fuerte presencia en las zonas afectadas, o con vínculo directo con estas, deben tomar acciones inmediatas para evaluar la exposición organizacional y posicionarse para apoyar, de manera adecuada, a las principales partes interesadas, profesionales y clientes.

Proteja a las personas y clientes

  • Aproveche la experiencia del área de RR. HH. para mantener el bienestar físico y mental de los profesionales, ofreciendo orientaciones a los colaboradores ubicados en las zonas afectadas y reevaluando las políticas de viajes en toda la organización.
  • Ejerza una responsabilidad social corporativa que represente las mejores prácticas respecto a la estabilidad de los profesionales, al medio ambiente, a la sociedad y a la economía en general, buscando maneras de apoyar los esfuerzos de respuesta.
  • Desarrolle un plan de contingencia para el equipo afectado, que puede incluir contingencias para una mayor automatización, acuerdos de trabajo remoto u otros recursos flexibles en respuesta a las restricciones de personal.
  • Sáquele provecho a la tecnología interna y externa disponible para ayudar en la colaboración y equipar al personal con las herramientas necesarias para trabajar de manera remota, tanto en las zonas afectadas como con los individuos en las zonas afectadas, de la manera más transparente posible.
  • Atribuya un puntaje de alto riesgo a los clientes de países menos preparados y críticos respecto a los esfuerzos de respuesta (por ejemplo, hospitales), priorizando, así, la capacidad escasa.
  • Sea precavido en cuanto al precio adecuado de productos esenciales, como, por ejemplo, gel antiséptico para las manos y máscaras faciales, durante el período de crisis. Las autoridades antitrust observan de cerca las empresas que cobran precios desleales.

Evalúe el riesgo de los proveedores

  • Entender el universo de relación, identificar a los terceros, evaluar situaciones que puedan impactar la imagen, la reputación y el aspecto financiero y realizar el monitoreo continuo de los riesgos.
  •  Implementar un gobierno de gestión continuo de riesgos de terceros, respetando las particularidades de la relación que pretenden entablar, manteniendo el foco en riesgos, buscando determinar niveles adecuados de análisis y seguimiento de los principales gatillos de activación/exposición a riesgos.
  • Establecer un gobierno de gestión de crisis con una comunicación abierta, ágil y honesta entre los principales stakeholders, con objetivo de mantener un flujo de información transparente y fiable entre las partes, manteniendo a todos los clientes informados de posibles impactos que eventualmente puedan afectar a sus negocios.
  • Estructurar un Comité con foco específico en los impactos en el Ecosistema de Suministros y en la Gestión de Riesgos. Este grupo será responsable de reconfigurar todos los flujos globales y regionales evaluando escenarios alternativos que puedan optimizar los recursos.
  • Mapear la criticidad de los materiales empleados en productos de alto valor agregado o que generan elevados flujos de ingresos para la empresa. Identificar los servicios, componentes, insumos y materias primas asociados a los mayores ingresos de la empresa, para permitir reasignar dichos materiales con inteligencia.
  • Revisar los contratos relacionados con los principales clientes y proveedores evaluando responsabilidades y posibles impactos en el caso de escasez de suministros.
  • Determinar el nivel de exposición por medio de la identificación de los niveles de existencias actuales, así como de las existencias de seguridad, ofreciendo transparencias en la visión de corto plazo y viabilizando planes de continuidad de los negocios.
  • Conducir un análisis de la cadena de valor asociada a los factores de riesgos que puedan ocasionar incrementos de costos (escasez de servicios) y afectar los niveles de servicio y disponibilidad de existencias, adoptando acciones proactivas para abordar escenarios de escasez de forma anticipada y minimizar el impacto en los clientes.
  • Evaluar, de manera continua, las opciones de suministro, más cercanas (near-shore) como posibles alternativas de agilizar los flujos del ecosistema de suministros, para establecer un vínculo de confianza con los clientes.

Evalúe la posición de Liquidez, la necesidad de capital de trabajo y los planes de negocios

  • Revise el flujo de efectivo proyectado, y reevalúe la necesidad de capital de trabajo incluidas las previsiones de existencias, juntamente con las previsiones de demanda de clientes y la oferta de proveedores.
  • Entienda la manera en que la posición de Liquidez se puede ver afectada por caídas adicionales en el mercado de acciones y, sobre todo, restricciones en el acceso a nuevas financiaciones y reinversiones de deudas de corto plazo.
  • Examine la planificación de ventas y la programación de producción (propia y de terceros integrados), para asegurar que la planificación táctica y estratégica de negocios se sincronice con todas las funciones de negocio. La disponibilidad de logística, tanto para la entrada de suministros cuanto como para la salida de productos y servicios, también se debe monitorear.
  • Las empresas que operan con grandes bases de datos y capacidad de “data analytics” pueden efectuar simulaciones avanzadas teniendo en cuenta distintos escenarios de demanda, compras, operaciones e I&D, para ayudar a identificar trade-offs de resultado y desempeño ideales en la crisis actual.

Contáctenos