close
Share with your friends

El estudio propone estrategias para construir una cultura sólida de costos frente a los efectos de la pandemia.

La gestión de costos es actualmente el segundo de los temas principales para el sector bancario, apenas por debajo de la pérdida de ingresos causada por la crisis de Covid-19. Para hacer frente al nuevo panorama económico-financiero, una clara mayoría de los bancos está buscando intensificar y acelerar sus programas de transformación de costos. La urgencia se debe a la caída generalizada en la rentabilidad bancaria a nivel mundial.

El nuevo reporte global de KPMG “Los nuevos imperativos en costos para los bancos. Ganando eficiencia” demuestra que los bancos, alrededor del mundo, necesitarán reducir su relación costo-ingreso en 10 puntos porcentuales o más. Lo que demandará desarrollar nuevas estrategias de costos “inteligentes”, y tener en cuenta las lecciones del pasado para asegurar eficiencia en la implementación y obtener resultados satisfactorios. 

Los principales hallazgos de la encuesta son:

  • El 61% de los entrevistados aseguró que la reducción de costos se ha transformado en una prioridad estratégica.
  • El 59% afirmó que la digitalización representa el costo más importante.

Los bancos redoblan la gestión de sus costos

  • El 83% está reenfocando sus esfuerzos orientados a la optimización de costos.
  • El 85% los está acelerando.

Aumentan los objetivos de reducción de costos

  • El 61% ha aumentado sus objetivos hasta en un 10%.
  • El 19% aumentó su objetivo en más del 10%.

Sin embargo, los logros significativos se alcanzarán a medio plazo.

  • El 66% estableció un objetivo de ahorro de costos de más del 10% de la base de costos para los próximos 3 años.
  • El 15% buscará alcanzar más del 10% de la base de costos durante los próximos 12 meses.
  • Para 91%, es el liderazgo comprometido
  • Para 89%, es la cultura del banco
  • Y para 89%, es la rendición de cuentas


El informe demuestra que los bancos necesitan con urgencia desarrollar estrategias de transformación de costos "inteligentes" y observar las lecciones del pasado para asegurar una implementación exitosa y obtener resultados. Según el documento, el éxito de los bancos depende de una clara y consistente política de orientación, de la fuerte cultura de costos y de la rendición de cuentas.