close
Share with your friends

COVID-19: El mejor y el peor de los casos

COVID-19: El mejor y el peor de los casos

Planificación para el mejor y el peor de los casos.

Contenido relacionado

COVID-19: El mejor y el peor de los casos

COVID-19: El mejor y el peor de los casos

Planificar el peor de los casos para que tenga el mejor resultado posible nos hace pensar en las empresas que están buscando oportunidades de una mala situación, no sólo comprendiendo los riesgos que plantea la pandemia, sino adaptándose de forma exitosa frente ellos y al aprendizaje.

Antes se hablaba de escapar del "ciclo de la perdición" geopolítico, hoy es igualmente importante considerar de manera consciente e identificar las "buenas noticias" del COVID-19. ¿En qué punto se están uniendo las empresas con el gobierno para apoyar la respuesta sanitaria, en beneficio de la sociedad y de sus trabajadores? Si la pandemia constituye un desafío existencial para muchas PYMES, ¿qué están haciendo para asegurar su supervivencia? ¿Han identificado nuevas soluciones para los desafíos del COVID-19?

A continuación, presentamos un par de ejemplos globales que inspiran un pensamiento creativo:

 

Desde ahora: de productos a protección

Empresas de diversas industrias han transformado su capital físico y humano para apoyar a la respuesta sanitaria del COVID-19. Esto ha incluido:

― Entrega de componentes esenciales utilizando sus cadenas de suministro.

― Darles un nuevo propósito a sus equipos (fabricantes de autos que ayudan con la impresión de cierto equipamiento, o quienes confeccionan ropa ayudando a fabricar mascarillas) e infraestructura (hoteles transformados en hospitales).

― Diseño de nuevos productos (en tiempo récord, Dyson diseñó un ventilador en 10 días junto a The Technology Partnership).

Incluso la eximición de tasas en compras con tarjetas para minimizar el intercambio físico de dinero.

 

Si bien los motivos de fondo pueden variar, en la mayoría de los casos ha habido un grado de "inversión social" por parte de la empresa: El propietario de Dyson pagó por 5.000 mascarillas adicionales; y las marcas de moda están donando equipos de protección personal. Para los equipos más pequeños, esa "inversión social" podría servir simplemente para garantizar la cobertura de costos y la continuidad del empleo de una gran parte de su fuerza laboral.

Así que pensemos de otra manera: ¿qué es lo que más necesita tu comunidad y cómo puedes contribuir? ¿Qué necesitas o con quién tendrías que asociarte para que esto ocurra? Mi favorito hasta ahora: una empresa italiana de impresión en 3D convirtió una máscara de buceo Decathlon en una mascarilla de emergencia para los ventiladores del hospital.

 

Para el próximo año: más allá del COVID-19

Otras iniciativas tratan de reducir al mínimo las repercusiones económicas y sociales, tanto ahora como a largo plazo. Algunas incluyen:

― Una empresa australiana de tecnología está tratando de crear una plataforma de intercambio en línea para redistribuir la mano de obra calificada y de primera línea; y

― Con el apoyo del Foro Económico Mundial, el Global Shapers Rome Hub lanzó una plataforma para vender cupones de restaurante - en efecto, pagando hoy una futura comida.

Otras están aumentando el acceso a servicios ya existentes:

― Múltiples empresas de tecnología están dando acceso gratuito o pruebas a sus servicios de videoconferencia para que las escuelas, hospitales y empresas puedan seguir operando virtualmente; y

― Las empresas de telecomunicaciones han elevado los máximos de datos para ayudar a garantizar que las personas vulnerables puedan mantenerse conectadas.

Esto no sólo produce un beneficio social. El valor de reputación (confianza) de esas acciones puede ser importante, y existe un posible valor comercial a largo plazo al captar desde el principio el cambio de comportamiento de los consumidores.

 

Para el futuro: la “S” en ESG

A largo plazo, el COVID-19 tiene el potencial de exacerbar el desplazamiento tecnológico, ya que las respuestas estratégicas de las empresas al COVID-19 se centran en la automatización y la IA. Puede que piense que tiene la cobertura política para hacerlo en el entorno actual (y puede que tenga que hacerlo, por necesidad), pero no pierda de vista la "S" de ESG: cuando la economía se desarrolle para mal, el potencial retroceso de reputación para las decisiones de la fuerza laboral será mayor. Cambie la pregunta de "¿es legal?" a "¿es correcto?".

 

El mejor y el peor de los casos

Esperemos que estos ejemplos nos proporcionen elementos de reflexión sobre cómo los negocios pueden sacar el máximo provecho de esta crisis, pero también es importante, que haya algunas historias agradables que nos ayuden a mantenernos positivos en estos tiempos difíciles.

© 2020 KPMG Auditores Consultores SpA., sociedad por acciones chilena y una firma miembro de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Cooperative ("KPMG International"), una entidad suiza. Todos los derechos reservados.

Contáctenos

 

¿Desea hacer negocios con KPMG?

 

loading image Solicitud de propuesta de servicios