COVID-19 está probando que un evento que ocurre “una vez cada generación” es una realidad y puede darse en cualquier momento y en cualquier circunstancia Por lo que un Plan de Continuidad del Negocio (BCP) adecuado y probado, mejorará la resistencia de su organización a cualquier interrupción grave del negocio, independientemente del alcance y la rareza.

Las organizaciones, empresas, o emprendimientos sin importar si son del sector público o privado han aprendido valiosas lecciones en este tiempo, ya que han sacado sus planes de continuidad de negocio de la estantería y los han puesto a prueba en tiempo real ante una pandemia como Covid-19 por lo que, con certeza estas organizaciones saben que aquello que funcionó adecuadamente debe mejorar y aquello que no funcionó debe cambiar para estar preparado para el próximo evento.

Aquellas empresas, que consideraron que el tener un plan de continuidad de negocio, no era aplicable a ellos, o que por una variedad de motivos que van de lo presupuestario a aspectos de tiempo o recursos, y que en consecuencia no tenían planes de contingencia se ven hoy por hoy aún mas golpeadas y tratando de inventar algo lo más rápidamente posible. Algunas con éxito, otras muchas no tanto.

Esta pandemia, nos ha mostrado que necesitamos implementar un nuevo modelo de plan de continuidad de negocio, diseñado para garantizar la resiliencia y adaptarse a la crisis, que además de ser enfoque de que permita rapidez en definición de nuevas estrategias debe incluir si o si un enfoque de trabajo remoto. El modelo necesita destacarse de lo típico y convertirse en un modelo virtual, pudiendo ser ejecutado inmediatamente en reacción al aislamiento en domicilios, el distanciamiento social y las necesidades de servicios esenciales.

Robotic Process Automation (RPA) se está convirtiendo en una realidad ya no a largo plazo, si no de implementación inmediata, ya que las organizaciones se están dando cuenta que necesitan, en algunos aspectos, omitir los modelos de personal ubicados en sus oficinas y aplicar un modelo de transformación digital.
 

¿Qué es Robotic Process Automation (RPA)?

Puntos clave para comprender mejor el término RPA

RPA, también llamado "Digital Labor", es la tecnología que permite implementar un "robot" para controlar e interpretar los sistemas de las empresas y poder así procesar una serie de tareas repetitivas, rutinarias, predecibles, medibles y configurables.

¿Cuáles son las capacidades de RPA?

RPA se puede utilizar para ganar eficiencia en procesos que normalmente consumen mucho tiempo, como el registrar órdenes de compra de los representantes de ventas de una empresa y que requieren mayor participación visitando clientes o el realizar cruces de información rápidamente con total precisión para la emisión y análisis de informes de diferentes áreas. También puede ser utilizado para asegurar que ciertas tareas, se puedan realizar de forma automática y remota.

¿Por qué RPA recibe una atención importante por parte de las empresas?

El clima de negocios actual incluye la escasez de mano de obra causada por la disminución de las tasas de natalidad y el envejecimiento de la población, además de las medidas adoptadas por los gobiernos de aplicar una balanza entre la vida laboral y personal siendo un claro ejemplo las cuarentenas por Covid-19.

La eficiencia para las empresas es vital para mantener su crecimiento sostenible, ahora más que nunca. Al automatizar tareas que consumen mucho tiempo, los empleados pueden utilizar su tiempo de manera más eficiente y eso se les permite centrarse en tareas de nivel superior.

La pregunta es, ¿cómo puede KPMG ayudar a las organizaciones a tener:

  • una estrategia de continuidad del negocio más eficaz?
  • un modelo operativo más resistente, escalable y adaptable para el soporte de operaciones?
 

Deje que los robots se conviertan en su fuerza de trabajo digital (Digital Workforce)

Robotic Process Automation (RPA) es una tecnología que permite automatizar tareas repetitivas hechas por personas y pasarlas a robots. Robotic Process Automation (RPA) mejora y ayuda a llevar a cabo operaciones de manera más eficiente con menos o ninguna intervención humana.

Una empresa se vuelve más resistente y mejor preparada para situaciones adversas, cuando tiene un mayor porcentaje de sus procesos automatizados. Los robots funcionan de forma consistente e incansable, pueden estar disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y pueden trabajar sin problemas bajo esquemas de cuarentena o distanciamiento social. Los robots siguen trabajando con el mismo nivel de eficiencia durante cualquier circunstancia, apoyando así muchas contingencias empresariales.

Robotic Process Automation (RPA) no solo reduce el error o acelera el proceso, sino que también reduce en gran medida la carga en las infraestructuras de comunicación, aspecto que permite que los recursos comunicacionales de la empresa se puedan utilizar de manera más optima.

Por lo tanto, el desarrollo de una gran fuerza de trabajo digital reducirá las tasas de error, los niveles de servicios no perturbados y los niveles de eficiencia mantenidos. Las organizaciones pueden confiar en tecnología como Robotic Process Automation (RPA) e implementar su fuerza de trabajo digital (Digital Workforce), para mitigar las interrupciones durante crisis como COVID-19.