Los bonos verdes están despegando como el vehículo de inversión elegido por los sectores público y privado para financiar proyectos con beneficios ambientales, como energías renovables, transporte bajo en carbono y construcción sostenible.

Pueden ser emitidos por bancos o por empresas para financiar proyectos sostenibles y han demostrado ser atractivos para el creciente número de inversores interesados ​​en opciones de inversión sostenible y en general han sido muy cotizados.

Además de bonos verdes existen los bonos sociales, azules, climáticos y los asociados a los ODS.

   

Contactos

   

Contáctenos