Contactos de Prensa

El estudio presentado públicamente señala que los fondos de Venture Capital empiezan a evaluar y promover el impacto positivo de sus inversiones en la sociedad y el ambiente. Una tendencia global que ha cambiado la forma de hacer negocios principalmente en Europa pero que se empieza a observar en la región y en Argentina. Aparece una nueva clase de inversor que desarrolla estos proyectos que además mejoran la rentabilidad.

 

Buenos Aires, 6 de julio de 2022/KPMG. Los fondos de Venture Capital que invierten en América Latina empiezan a evaluar y promover el impacto positivo de sus inversiones sobre la sociedad y el ambiente. Esta es una tendencia global que también se repite en la Argentina, que ha cambiado la forma de hacer negocios principalmente en Europa, y que se está empezando a desarrollando en la región.  Anteriormente, los inversores buscaban exclusivamente rentabilidad o tenían solo una finalidad filantrópica. Estos son algunos de los temas que se desarrollan en el informe especial realizado por KPMG para la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (ARCAP) titulado “Inversiones con impacto” y que se presentó hoy. Para el mismo fueron entrevistados un grupo de fondos de capital de riesgo que actúan en la región y que reconocen que la sociedad ha cambiado exigiendo y premiando a las compañías que sean sustentables en la forma en que llevan adelante sus negocios. Esta demanda ha generado la aparición de una nueva clase de inversor que desarrolla proyectos que tengan un positivo impacto social y que al mismo tiempo logre rentabilidad.

 

“Desde ARCAP creemos que el Venture Capital tiene un efecto positivo intrínseco: dinamiza la economía y es clave para el desarrollo de innovación y nuevas tecnologías que tienen un efecto positivo tanto a nivel económico como social. Además de estas externalidades que por definición tiene este tipo de inversión, tanto en Argentina como en Latinoamérica, cada vez más fondos empiezan a medir indicadores de impacto en las compañías a las que destinan recursos. Este informe busca relatar la centralidad de empezar a mirar con este lente las inversiones y contar las distintas vías que algunos gestores tomaron para sumar dimensiones ambientales y sociales a su operación. Apuntamos a abrir una conversación en la que cada vez sean más los actores dentro del mundo del Venture Capital que le den este diferencial a su portfolio porque estamos convencidos de que así ganamos todos”, explica Lorena Suárez, Presidenta de ARCAP.

Por su parte, Andrea Oteiza, Socia Líder de Deal Advisory de KPMG Argentina, explica que “las inversiones con impacto en América Latina y Argentina junto al análisis de éstas basado en las finanzas tradicionales ha ido evolucionando, inicialmente con la mitigación de prácticas riesgosas, y más recientemente, considerando el impacto que tiene la organización en su entorno e incorporando los aspectos ESG en la estrategia de creación de valor. Con ARCAP hemos preparado este documento a fin de reseñar la experiencia regional en materia de inversiones con impacto. Nuestro informe presenta casos actuales, y busca retratar la situación presente y la perspectiva de este tipo de inversiones con especial foco en la realidad de América Latina. La información incluida en este trabajo fue obtenida de fuentes públicas, así como de entrevistas con inversores de distintos países de la región a quienes agradecemos muy especialmente su colaboración y el brindarnos sus experiencias y puntos de vista, los cuales han sido de gran valor para la elaboración de este trabajo”

 

 

Las inversiones con impacto

 

Según la definición de Global Impact Investment Network, las inversiones de impacto son las aquellas realizadas en compañías, organizaciones y fondos con la intención de generar una rentabilidad financiera, impacto social y medioambiental positivo. Pueden ser realizadas tanto en mercados desarrollados como emergentes. El informe especial “Inversiones con impacto” parte de la premisa de que todas las inversiones tienen un impacto y, por lo tanto, se busca mostrar el amplio espectro de compañías que con el foco puesto en los efectos positivos de su operación. El menú de opciones para invertir de forma alineada con preceptos ambientales o sociales es amplio y el informe tiene como objetivo empezar a entender por qué es fundamental mirar dichas dimensiones a la hora de analizar compañías.  Como parte del relevamiento del nivel de desarrollo de criterios de impacto en el Capital Semilla y Emprendedor de América Latina, se entrevistaron 10 fondos regionales con diferentes niveles de desarrollo en ESG para entender y poder compartir sus experiencias en la implementación de tales prácticas.

 

Dentro de las inversiones con impacto que puede llevar adelante un gestor de Capital Semilla (etapa inicial) y Emprendedor hay tres opciones:

 

1)    Inversiones responsables. los gestores de fondos se centran en mitigar riesgos, es decir que los startups en las que invierten no generen externalidades negativas en términos sociales y ambientales.

 

2)    Inversiones sostenibles. tienen un posicionamiento más proactivo, se miden indicadores y se empiezan a introducir buenas prácticas en términos ESG.

 

3)    Inversiones de impacto. identifican un problema de índole social y/o ambiental y proponen una forma para resolverlo o reducirlo. Mientras que cualquier compañía puede trabajar en alcanzar buenas prácticas en ESG, no cualquiera puede ser de impacto porque las de impacto están concebidas como una vía para solucionar un problema social y/o ambiental

 

Añade el informe de KPMG-ARCAP que se está observando la aparición de un grupo de inversores que pueden ubicarse en el área intermedia entre aquellos puramente de impacto o filantrópicos y los que tienen como único objetivo la búsqueda de rentabilidad. Estos inversores que parten normalmente del objetivo tradicional de rentabilidad comenzaron a entender que podían incrementar valor y mitigar riesgos incorporando elementos de análisis de impacto a la evaluación y gestión de las inversiones.

 

Empezar a analizar los potenciales startups a financiar con un lente que tenga en cuenta lograr un impacto positivo en términos de ESG no sólo genera efectos positivos en lugares y personas, sino que cada vez más se convierte en un imperativo a la hora de buscar retorno económico. Según un estudio de KPMG sobre 1.500 transacciones, se encontró que aquellas que incorporaron elementos de impacto en su estrategia mostraron un crecimiento de las ganancias en un 14 %.

 

Finalmente, el informe presentado busca ser un primer acercamiento a cómo y por qué los inversores de Capital Semilla y Emprendedor pueden analizar las potenciales compañías de su porfolio con un lente de impacto, y de qué múltiples maneras se pueden alinear para impulsar esa marca de innovación. Se verá que el efecto positivo agregado que genera empezar a mirar indicadores que apuntan en esta dirección, además de retornos ambientales y sociales, promueve el desarrollo de modelos de negocio mejor adaptados a los desafíos y exigencias de la sociedad. Por lo tanto, se convierte en una forma de creación de valor no sólo sostenible, sino estratégica.