Los rápidos cambios que realizaron las empresas durante la crisis del COVID-19, acuerdos de trabajo remoto, ajustes en la cadena de abastecimiento y mayor dependencia de las plataformas online, favorecieron el crecimiento de incidentes de ciberseguridad poniendo de manifiesto el continuo desafío que enfrentan las empresas para prevenir y fortalecer sus sistemas.

A medida que los Directorios evolucionan en sus debates sobre ciberseguridad, gobierno de datos y procesos de supervisión asociados, las siguientes consideraciones del Board Leadership Center de KPMG y del Instituto de Comités de Auditoría podrían ser útiles:

  • Revisar periódicamente la evaluación de riesgo de ciberseguridad realizada por la gerencia.
  • Prestar atención a la cadena de abastecimiento y otras vulnerabilidades de terceros.
  • Establecer la importancia de la ética y la limpieza de datos en el debate.
  • Entender el plan de respuesta de la empresa ante un incidente de ciberseguridad.
  • Insistir en el tablero de control de ciberseguridad.
  • Realizar una designación clara y directa de las responsabilidades de supervisión de ciberseguridad y gobierno de datos.
  • Reforzar los protocolos de ciberseguridad propios del Directorio.
  • Recordar que la ciberseguridad es fundamentalmente un asunto relacionado con el negocio.

Contáctenos

© 2022 KPMG, KPMG, una sociedad argentina y firma miembro de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Ltd, una entidad privada Inglesa limitada por garantía que no presta servicios a clientes. Derechos reservados.

Para más detalles sobre la estructura de la organización global de KPMG, por favor visite https://home.kpmg/governance.