close
Share with your friends

A medida que las empresas transitan este contexto, incierto y sin precedentes, centrarse en la experiencia del cliente será la clave para mantenerse y seguir siendo relevantes en el mercado.

El conocimiento del consumidor siempre ha sido la moneda de cambio para crear experiencias personalizadas, más aún considerando los profundos impactos que el COVID-19 ha generado en su comportamiento.

Los resultados de la encuesta Me, my life, my wallet realizada a más de 18.000 consumidores en 16 países, revelan las estrategias que organizaciones en todo el mundo están implementando para seguir siendo relevantes hoy y en el futuro.

Algunos temas abordados:

  • La reconfiguración de los hábitos de consumo en distintas geografías.
  • El papel de la tecnología, la protección de datos y la personalización.
  • La importancia del sentido de propósito y la ética.

Los cambios generalizados e inmediatos provocados por el COVID-19 obligaron a las empresas a transformar la manera de operar y de relacionarse con el mercado, sus consumidores, colaboradores, accionistas y la sociedad en general.

Una mejor comprensión del cliente, entendiendo dónde está y qué busca, permite a las empresas trazar un rumbo para sobrevivir hoy y prosperar mañana.

Conocé el estudio completo haciendo clic debajo.

Contáctenos