close
Share with your friends

El COVID-19 trajo consigo el trabajo remoto, el contacto digital con los clientes y una mayor concientización en temas ambientales, sociales, gobierno y cultura organizacional, estos cambios alteraron por completo la visión del negocio y en poco tiempo nos enfrentamos a un contexto de incertidumbre; ante esta situación los Comités de Auditoría y los directorios debieron examinar detenidamente su gestión.

En la reciente encuesta elaborada por KPMG Internacional llamada Desafíos del COVID-19 y dirigida a 114 miembros de Comités de Auditoría de EE. UU.  se develó, entre otros hallazgos, que algunas de las principales áreas de discusión de los comités son las revelaciones sobre los impactos reales y posibles del COVID-19, factores de riesgo, MD&A, liquidez, resultados de las operaciones y tendencias conocidas e incertidumbres (79 %); preparación de estimaciones de flujo de efectivo (48 %); y deterioro de activos no financieros, incluyendo el valor llave y otros activos intangibles (43 %).

Para conocer más detalles, accedé al documento completo haciendo clic debajo.

Contáctenos