close
Share with your friends

Las tecnologías que generaron un cambio en el mundo a lo largo de la historia de la humanidad tienen un elemento en común: el control. Actualmente, la Inteligencia Artificial (IA) tiene el potencial para generar un impacto en lo que conocemos y, como toda otra tecnología transformadora, sólo es posible descubrir su potencial si comprendemos y controlamos su composición y funcionamiento. Por esta razón, las compañías deben establecer una política general de gestión de la IA con un enfoque centrado en aprovechar responsablemente su potencial.

En el siguiente estudio publicado por KPMG podrán encontrar los principales desarrollos de esta tecnología, claves para gestionarla y un marco para entender los algoritmos.

Hacé clic debajo para acceder al paper completo.

Contáctenos