close
Share with your friends

La pandemia del COVID-19, los cambios en las necesidades de transporte de los usuarios y los requerimientos medioambientales podrían acelerar la próxima ronda de desarrollo y utilización de vehículos autónomos (VA) en todo el mundo. Menos sensacionalismo y más progreso es el hallazgo clave del índice de KPMG “Autonomous Vehicles Readiness Index 2020 ”(AVRI) de este año, ya que las autoridades se han centrado en la aceptación de esta tecnología desde el punto de vista normativo y social. La tercera edición del índice preparado por KPMG evalúa el progreso alcanzado en 30 países y jurisdicciones en cuanto a la implementación y el avance de los VA, y demuestra que la mayoría ha mejorado su nivel de preparación durante el último año.

¿Cuán lejos está la Argentina de comenzar a impulsar el uso de vehículos autónomos? Según Carlos Bruno, Líder de la Industria Automotriz en KPMG Argentina, “en la Argentina la penetración de los vehículos autónomos deberá sortear una serie de obstáculos antes de que podamos observarlos circulando por nuestras calles. La implementación del VA requiere la resolución de una serie de factores previos que no parecerían hoy estar en la agenda nacional, provincial o municipal, condicionada fundamentalmente por una crisis económica que posterga toda inversión en nuevas tecnologías. Si bien las principales terminales automotrices que desarrollan VA en el mundo están representadas en Argentina por subsidiarias de la marca, lo que facilitaría la llegada de VA a nuestro país, la falta de infraestructura adecuada, la inexistencia de estaciones de carga y el vacío legal respecto de su uso son algunos de los temas a resolver y que demandarán no poco tiempo de resolución. Sin embargo, el proceso podría acelerarse si, al igual que lo hacen otros países, los gobiernos deciden en los próximos años fomentar el uso de VA a través de posibles incentivos fiscales”.

"Estamos comenzando a ver el potencial de transformación de la tecnología de VA", dice Richard Threlfall, Director Global de Infraestructura de KPMG International. “Se ha progresado enormemente para lograr que los VA funcionen de manera más segura y efectiva. En el futuro, los vehículos sin conductor podrían tener un papel más preponderante en el tratamiento de nuevos requisitos para el traslado de personas y mercancías post COVID-19. Por ejemplo, se podría aliviar parcialmente el transporte público abarrotado mediante el uso de minibuses autónomos que promuevan el distanciamiento social, mientras que los VA pueden, incluso, satisfacer la demanda de entregas sin contacto”.

Ranking Mundial

Ampliar el uso y, en última instancia, integrar los VA a la vida diaria depende de las medidas que adopten los países, las jurisdicciones y las localidades para impulsar el desarrollo y el despliegue de estos vehículos. El estudio de KPMG mide países y jurisdicciones a través de 28 indicadores diferentes que permiten evaluar su nivel de preparación y el progreso que han alcanzado en la implementación e innovación de los VA. Los indicadores se organizan en cuatro pilares: 1) política y legislación, 2) tecnología e innovación, 3) infraestructura y 4) aceptación del consumidor.

¿Cuáles son los países y las jurisdicciones mejor preparadas para los VA?

Según los países examinados en el AVRI*, los 10 que están mejor preparados para desarrollar el transporte autónomo futuro son:

1. Singapur

6. Suecia

2. Países Bajos

7. Corea del Sur

3. Noruega

8. Emiratos Árabes Unidos

4. EE.UU.

9. Reino Unido

5. Finlandia

10. Dinamarca

*El AVRI 2020 incluye cinco países y jurisdicciones nuevas en el ranking: Bélgica (21), Chile (27), Dinamarca (10), Italia (24) y Taiwán (13).

En general, el AVRI 2020 muestra que la mayoría está mejor preparada para adoptar estos vehículos dado que 17 de las 25 jurisdicciones perfiladas en el estudio de 2019 han aumentado sus puntajes en 2020. Las pruebas piloto de VA y las áreas de prueba en particular se están expandiendo: aproximadamente dos tercios de los 30 países y jurisdicciones en el AVRI cuentan con áreas designadas o aprobadas para probar VA.

En la clasificación superior Singapur superó a los Países Bajos que ocuparon el primer lugar en las dos ediciones anteriores, lo que refleja lo mucho que ha avanzado desde el comienzo de 2019 para seguir impulsando el progreso de los VA. La ciudad-estado ahora ha publicado estándares nacionales sobre VA y ha abierto una décima parte de los caminos públicos para realizar pruebas de este tipo de vehículos. Tanto Singapur como los Países Bajos son líderes en la promoción de vehículos eléctricos (VE), un precursor clave de los VA. Singapur planea aumentar masivamente la cantidad de estaciones de carga de VE, de 1.600 a 28.000 para 2030; mientras que Holanda tiene la mayor cantidad de estaciones de carga VE per cápita. Por su parte, Noruega es líder mundial en la adopción de VE y, además de las amplias pruebas de VA, ha establecido tres rutas para autobuses autónomos en Oslo.

Los EE.UU. se destacan por contar con 420 compañías de VA: el 44 % de todos los registrados en el índice, incluidas compañías de tecnología como las de la unidad Waymo de Google y los fabricantes de vehículos como General Motors y Ford, líderes en desarrollo de VA.

En tanto, Corea del Sur experimentó el mayor aumento interanual en el Índice, al escalar seis lugares de 2019 a 2020 hasta llegar al séptimo lugar. Lo que impulsó al país fue la introducción de una estrategia nacional para VA, publicada en octubre de 2019, mediante la cual se espera que las muertes por accidentes de tránsito se reduzcan en tres cuartas partes.

Mayor penetración en ciudades clave

Por primera vez, la edición 2020 del AVRI también analiza las iniciativas de VA a nivel municipal, al incluir desarrollos en cinco grandes ciudades: Beijing, Detroit, Helsinki, Pittsburgh y Seúl. "Muchos de los desarrollos más emocionantes que impulsan el avance de los VA son locales, liderados por ciudades, municipios o estados", según Threlfall. "El transporte compartido, como taxis y autobuses suele ser responsabilidad de los gobiernos locales y no de los nacionales, por lo que el apoyo a nivel local puede ser aún más importante que la política nacional", concluyó.