close
Share with your friends

Las empresas con amplia presencia o vínculos directos con las áreas infectadas deben tomar medidas inmediatas para evaluar la exposición organizacional, posicionarse adecuadamente para dar soporte a las partes interesadas clave, empleados y clientes.

Proteger a nuestra gente y a los clientes

  • Aprovechar la experiencia y los conocimientos de Recursos Humanos para mantener la salud física y mental de los empleados y brindarles pautas a aquellos ubicados en las áreas afectadas y reevaluar las políticas de viajes de toda la organización.
  • Implementar las prácticas recomendadas de responsabilidad social empresaria en torno a la estabilidad del empleado, el medio, la sociedad y la economía mediante acciones que permitan llevar a cabo actividades de respuesta.
  • Desarrollar un plan de emergencia para el personal afectado que puede incluir contingencias en las que se considere mayor automatización, teletrabajo u otros recursos de flexibilidad para responder a las restricciones del personal.
  • Aprovechar la tecnología disponible interna y externa para permitir una mayor colaboración y equipar a los empleados con las herramientas necesarias para trabajar en forma remota, tanto en las áreas afectadas como con las personas que se encuentran en áreas impactadas con la menor interrupción posible.
  • Calificar de alto riesgo a los clientes de países menos preparados y críticos respecto de las actividades de respuesta (por ejemplo, hospitales), priorizando, así, la capacidad escasa.
  • Ser criteriosos a la hora de establecer precios para los bienes esenciales, tales como jabones desinfectantes y barbijos durante los períodos de crisis. Los entes reguladores de la competencia miran muy de cerca a las compañías que aplican precios desmedidos1.

Evaluar el riesgo de los proveedores

  • Crear un equipo de respuesta a la crisis para facilitar la circulación abierta y uniforme de información precisa entre las partes interesadas clave, mantener la confianza de las partes interesadas e informar a los clientes que quedarán afectados.
  • Establecer un equipo que se concentre en la evaluación de la cadena de abastecimiento y la administración del riesgo. El equipo puede trabajar para reconfigurar la circulación de la cadena de abastecimiento global y regional, cuando sea posible, a través de formas alternativas de transporte y llevar a cabo intercambios de acuerdo con el análisis de las necesidades, costos, servicios y situación de riesgo de todas las opciones viables.
  • Esquematizar críticamente la relación entre materiales recibidos y los productos de valor agregado y la generación de ingresos. Identificar los componentes y las materias primas que tienen el mayor impacto en la generación de ingresos, con el fin de garantizar una adecuada asignación de la capacidad escasa.
  • Revisar los contratos con los clientes y proveedores clave para entender las responsabilidades en caso de desabastecimiento.
  • Determinar la exposición mediante la identificación del inventario actual y de reserva, y diseñar planes de acción de transparencia en todos los niveles y a corto plazo.
  • Llevar a cabo una evaluación de la cadena de valor de otros factores de riesgo que puedan aumentar los costos (por ejemplo, la falta de transporte puede aumentar el costo, ya que las compañías de transporte lo ven como una oportunidad para aumentar los márgenes), afectar la funcionalidad del servicio y del inventario, y adoptar acciones proactivas para anticipar los faltantes, tales como, si fuera posible, reservar el transporte con antelación.
  • Evaluar agresivamente opciones de abastecimiento más cercanas como reserva, para agilizar la cadena de abastecimiento y aumentar la proximidad a los clientes.

Administrar el capital de trabajo y los planes de negocios

  • Revisar la administración del flujo de efectivo, capital de trabajo y proyección de inventario junto con las predicciones de oferta y demanda.
  • Entender cómo la estabilidad financiera puede quedar afectada a medida que cae el mercado bursátil y se establecen restricciones para el acceso al crédito.
  • Revisar la planificación de las ventas y las operaciones y los planes de negocios integrados para asegurarse que la planificación táctica y estratégica del negocio se sincronice con todas las funciones del negocio.
  • Las empresas que operan en entornos de grandes bases de datos pueden controlar sus funciones de compras y operaciones e I&D, mediante el uso de simulaciones avanzadas para ayudar a identificar los intercambios con un rendimiento óptimo en la crisis actual.

Contáctenos