Una transformación sin precedentes - KPMG Argentina
close
Share with your friends

Una transformación sin precedentes

Una transformación sin precedentes

En tiempos de digitalización, las entidades financieras deben enfrentar retos que impactan en sus modelos de negocio. A eso se suman las dificultades económicas propias del mercado local que, de todos modos, tiene mucho por crecer.

Autor

Gabriela Saavedra

Socia de Auditoría

KPMG Argentina

Contacto

Contenido relacionado

Digitalización

Este artículo fue elaborado por:
Gabriela Saavedra, socia líder de Servicios Financieros de KPMG Argentina (Revista Nuevos Bancos y Seguros)

A nivel global, el sistema financiero enfrenta desde hace A ya un par de años desafíos y retos que han evolucionado y transformado el negocio bancario de manera significativa. Esta situación revolucionó la forma de operar financieramente y demolió los tradicionales esquemas de una banca que dejó atrás hace ya bastante tiempo su carácter conservador y estructurado. Por otra parte, las regulaciones han continuado también con el proceso de desarrollo y globalización que domina el mercado financiero y, cada vez más, trasciende fronteras.

Este contexto no le resulta ajeno al reducido sistema financiero argentino, que se ve fuertemente afectado por las nuevas tendencias y, a la vez, impactado por las particulares condiciones de un mercado que se caracteriza por un bajo dinamismo debido al menor otorgamiento de préstamos, fuentes de fondeo altamente afectadas por la evolución de las tasas de interés y acotados recursos derivados de la emisión de obligaciones negociables.

En este artículo se analizarán los cinco principales desafíos que enfrenta el sistema financiero en la actualidad. 

Rentabilidad y eficiencia

Al 31 de mayo de 2019 los bancos registraron una rentabilidad nominal en torno al 4,5% del total del activo y 41,6% del patrimonio neto. En términos reales, y comparado con una inflación interanual acumulada a la misma fecha de poco más del 57%, el sistema financiero obtuvo pérdidas.

Entre los componentes del margen financiero que evidenció una tendencia creciente en términos nominales a lo largo del período se destacaron las mayores ganancias por títulos valores e intereses por préstamos, que resultaron parcialmente compensados por el incremento de los egresos por intereses y una menor ganancia por diferencia de cambio. En cuanto a los ingresos por comisiones se observó, por el contrario, una leve contracción en el período, mientras que los gastos operativos continuaron en ascenso. La misma tendencia se verificó en los cargos por incobrabilidad.

Así, el sistema financiero enfrenta como principal reto lograr desarrollar una mayor eficiencia en sus procesos y en su modelo de negocios que contribuya a la estabilización de los gastos operativos y reduzca el costo de financiación. 

Calidad de la cartera crediticia

La calidad de la cartera de créditos de los bancos ha evidenciado un deterioro en el margen con un aumento de la morosidad. Se espera que esta tendencia se mantenga en los próximos meses, mientras que la cobertura con previsiones de cartera irregular sigue siendo elevada.

Los holgados niveles de previsionamiento y de capital hacen que el nivel de solvencia, la banca enfrenta nuevos desafíos que impactan en forma directa y transversal en toda la organización. Las regulaciones, que continúan evolucionado y desarrollándose desde una perspectiva cada vez más global, deben acompañar este nuevo contexto y promover el cambio. ` cen que el nivel de solvencia del sistema financiero no resulte afectado de manera significativa ante eventuales aumentos de la irregularidad.

Cabe destacar que la calidad de la cartera crediticia comenzó a deteriorarse a fines de 2017. Esa tendencia se acentuó desde mediados de 2018, como parte de la fase recesiva que afecta a la economía argentina y de la caída de préstamos al sector privado. Al 31 de mayo de 2019, el ratio de irregularidad alcanzaba el 4,29% y denotaba un aumento de 2,7 puntos básicos con respecto al cierre del ejercicio 2018.

Dadas estas condiciones, la banca enfrenta el desafío de mantener un adecuado nivel de monitoreo y seguimiento sobre la calidad de su cartera de préstamos y realizar apropiados controles de originación crediticia, que aseguren la evaluación y ponderación del riesgo de incobrabilidad.

En relación con los préstamos a empresas, cobra cada vez mayor relevancia el análisis sectorial de estas exposiciones y la identificación de alertas en el comportamiento de estos deudores. Asimismo, se deben evaluar los distintos factores que afecten y estresen la situación financiera de las compañías. 

Calidad de la cartera crediticia

La calidad de la cartera de créditos de los bancos ha evidenciado un deterioro en el margen con un aumento de la morosidad. Se espera que esta tendencia se mantenga en los próximos meses, mientras que la cobertura con previsiones de cartera irregular sigue siendo elevada.

Los holgados niveles de previsionamiento y de capital hacen que el nivel de solvencia, la banca enfrenta nuevos desafíos que impactan en forma directa y transversal en toda la organización. Las regulaciones, que continúan evolucionado y desarrollándose desde una perspectiva cada vez más global, deben acompañar este nuevo contexto y promover el cambio. ` cen que el nivel de solvencia del sistema financiero no resulte afectado de manera significativa ante eventuales aumentos de la irregularidad.

Cabe destacar que la calidad de la cartera crediticia comenzó a deteriorarse a fines de 2017. Esa tendencia se acentuó desde mediados de 2018, como parte de la fase recesiva que afecta a la economía argentina y de la caída de préstamos al sector privado. Al 31 de mayo de 2019, el ratio de irregularidad alcanzaba el 4,29% y denotaba un aumento de 2,7 puntos básicos con respecto al cierre del ejercicio 2018.

Dadas estas condiciones, la banca enfrenta el desafío de mantener un adecuado nivel de monitoreo y seguimiento sobre la calidad de su cartera de préstamos y realizar apropiados controles de originación crediticia, que aseguren la evaluación y ponderación del riesgo de incobrabilidad.

En relación con los préstamos a empresas, cobra cada vez mayor relevancia el análisis sectorial de estas exposiciones y la identificación de alertas en el comportamiento de estos deudores. Asimismo, se deben evaluar los distintos factores que afecten y estresen la situación financiera de las compañías. 

Fondeo limitado

Los depósitos, y en particular las captaciones del sector privado continúan siendo la principal y casi exclusiva fuente de fondeo de las entidades financieras locales. El reducido volumen del mercado de capitales resulta en que las obligaciones negociables sean una fuente acotada de fondos.

La composición estructural del fondeo bancario revela una limitada capacidad de transformación de plazos. De acuerdo con lo publicado por el Banco Central en su Informe de Estabilidad Financiera de mayo de 2019, en el primer trimestre del ejercicio 2019 los depósitos a plazo presentan apenas un plazo contractual de 2 meses.

Contáctenos

 

¿Desea hacer negocios con KPMG?

 

Solicitud de propuesta de servicios